Presentación

LOS CPS COMO “KEY ENABLING TECHNOLOGIES” EN LA ESTRATEGIA RIS3

Los CPSs son una nueva generación de sistemas ICT inteligentes embebidos que están interconectados, son interdependientes, colaborativos, autónomos y proveen capacidad de computación, comunicación, monitorización y control de procesos.Los CPS permiten integrar computación y procesos físicos, lo que genera un gran número de posibilidades en múltiples sectores (manufactura, automoción, salud, construcción, aeronáutico, ferroviario, energía, ciudades inteligentes, etc) ya que por definición, se pueden usar como integradores, como productores de información o como actuadores. Esto abre las puertas a generar procesos y productos inteligentes, concebidos y fabricados de un modo inteligente que a través de los servicios que ofrezcan y del análisis de los datos generados permitan una economía de recursos, la identificación de nuevos productos y/o variaciones de los existentes.Por este motivo, los CPS son considerados actualmente como una tecnología facilitadora esencial (Key-Enabling-Technology – KET), motor de la innovación que pueden dar lugar a la aparición de nuevos mecanismos productivos, productos más inteligentes, mejoras en la calidad y eficiencia de la producción, la aparición de nuevos modelos de negocio o la apertura de nuevos mercados. En este sentido, la Estrategia RIS3 del Gobierno Vasco ha identificado la necesidad de definir una estrategia a nivel del País Vasco en CPS para desarrollarla como KET para la Fabricación Avanzada (máquinas, productos y servicios avanzados), la Energía (Smart Grids), y las Biociencias (Tecnología Médica Inteligente).

CPS_4

EL PODER TRANSFORMADOR DE LAS TICS PARA LA INDUSTRIA VASCA

La actual crisis económica ha puesto en evidencia la importancia del sector industrial como eje fundamental del crecimiento y garantía como generador de empleo. Los países europeos con las industrias más desarrolladas presentan menores tasas de desempleo y un mayor volumen de exportaciones que contribuyen a compensar la caída de su demanda interna. La Comisión Europea ha realizado una apuesta decidida por el desarrollo de un sector industrial estable y sostenible dentro de su estrategia Europea 2020. Dentro de la estrategia de la comisión Europea, y publicada en diferentes documentos como “Una política industrial para la era de la globalización” se hace especial hincapié en la necesidad del fortalecimiento de la industria como una de las siete iniciativas principales que conforman dicha estrategia.

El rápido incremento de la globalización está obligando a las empresas a mejorar sus procesos productivos de manera que se pueda atender a una nueva demanda más global y más deslocalizada. Esta globalización exige a las empresas un mayor crecimiento en su oferta tecnológica e innovación como hecho diferencial en un mercado cada vez más competitivo. Por otro lado, este escenario puede favorecer la aparición de nuevos modelos de negocio que obliguen a replantear a las empresas sus estrategias de mercado. Cada vez con mayor frecuencia las funciones o estrategias basadas en servicios ocuparán mayores cuotas de mercado en las empresas destinadas a la manufactura. Según diferentes informes, tales como “Manufacturing Advancing Europedesarrollado por la Comisión Europea, en las economías avanzadas el ratio entre actividades orientadas a servicios y aquellas actividades orientadas a producción podrían alcanzar el 50% del empleo total relacionado con manufactura en el futuro. Las empresas crearán estructuras globales de manufactura que les permitan y faciliten operar de manera global en todo el mundo. Deberán adoptar mecanismos más ágiles y flexibles que les permitan producir productos y servicios diseñados para satisfacer las necesidades locales de una determinada región objetivo. Esta situación será posible empleando e integrando nuevas tecnologías dentro de los procesos de producción, convirtiendo sus productos en productos Smart dotados de inteligencia y ofreciendo servicios a sus clientes. En todos estos casos, los Cyber-Physical-Systems (CPSs) junto con las nuevas tecnologías de información y telecomunicaciones jugarán un papel determinante.

Euskadi tiene una gran presencia en el sector industrial, tanto en el desarrollo de máquina herramienta, equipamiento industrial, así como en la manufactura de componentes para integradores. Esta fuerte actividad industrial, junto con una fuerte actividad en investigación e innovación le coloca en una posición de privilegio ante este nuevo reto industrial. Euskadi debe impulsar el desarrollo de su ya de por sí fuerte sector industrial, de manera que sea todavía más competitivo y fomente a su vez el posicionamiento actual como referente internacional. Este impulso contribuirá a la superación de la crisis, la recuperación económica y a la generación activa de empleo.

Por otro lado, la industria vasca no puede mantenerse al margen y no aprovechar el potencial transformador que están demostrando tener las TICs en múltiples sectores, en los que con una combinación de Software, Smartización y Servitización se están generando productos más inteligentes, cercanos a las necesidades de las empresas y de los usuarios y en los que con nuevos modelos de negocio, no sólo se obtienen ingresos a través de la venta de los productos, sino también a través de los servicios que esos productos pueden llegar a ofrecer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: